Illustration: Katherine Kusz for Global Strays

Are you willing to consider adopting an older animal, a senior pet? Or if you already have a senior pet, do you appreciate its value? Although having an older pet might require a little more attention in certain ways, senior pets allow you to enjoy a much more relaxed lifestyle, they will love you endlessly, and they can even be taught new tricks. Here are some things to look out for if you have a senior pet or are considering adopting one:

Senior pets are generally more chill than a younger animal, especially a puppy. Puppies are a ton of work and can require constant attention, clean up, stimulation and overall care. Senior dogs are mature, and typically more confident. A senior pet is there when you need it, but not too clingy. They are appreciative of even small gestures that express your love towards them.

It is often assumed, like the saying goes, that you can’t teach an old dog new tricks. However, dogs and even senior dogs are very adaptable creatures. Whereas their overall personality has been established long ago, they can still learn new behaviors and respond in new ways. For example, families who already have a senior pet who then adopt a younger dog, often see positive changes in their senior animal. Take the example of Charlie. He is a senior dog who was losing some steam and a little worn out. When Charlie’s human parent adopted a younger dog named Henry, Charlie perked up immediately. Now Charlie can be seen mimicking the behaviors of Henry which include feeling much more motivated on his daily walks throughout the neighborhood. So we see that senior dogs are not only open to change, but often extremely appreciative of new encounters.

There are some things that we as responsible pet owners should look out for in our senior pets.

Animals often do not express pain in the same ways as humans, and you may not always know when your senior pet is sick. We must therefore pay closer attention to our pets, especially senior pets who could have more health concerns. Pet owners often make the mistake of waiting to the last minute to seek veterinarian care for their pets which is often much more costly in the long run. If you see changes in your aging pet, be sure to seek veterinary attention as soon as possible. Some ailments can include arthritis, blind/deafness, kidney disease, or diabetes. It’s important to keep an eye out for emotional or behavioral changes in your dog as it ages: certain dogs, like humans, can develop dementia like symptoms that may include confusion and strange behavior. Luckily, though, issues like these can be well managed when caught early. It is suggested by professionals that senior dogs should go to the veterinarian no less than 2 times per year. Routine checkups are much more important as dogs age. While visiting the veterinarian it’s important to receive blood tests to make sure your pet is in good health and to catch anything before it becomes a problem.  Aside from vet care, love, understanding, patience, and support for our senior pets is always needed.

Human healthcare can be tricky enough, and vet care is unfortunately no different. Fortunately, in certain countries, pet insurance companies offer pet insurance with various payment plans and deductibles to fit your lifestyle and needs. As your pet ages, looking into pet insurance is definitely a good idea, if you can fit it into your budget. Additionally, if you are unable to afford proper veterinarian care, reach out to a reputable animal welfare organization for a low cost veterinarian reference. Some animal rescuers want to help you so that you do not have to give up your pet, but in order to do this, you must be proactive in reaching out for recommendations and help for low cost veterinarian care.

Other suggestions to help take care of your aging pet:

Senior pets usually have trouble exercising as easily or as frequently as a younger pet would, but exercise is still very important. They enjoy the stimulation and the right amount helps them move their joints, and keep them healthy. If your senior dog has physical limitations, finding more leisurely forms of exercise is helpful such as walks, playing catch, or just spending time outside! Additionally, social interaction is just as important as physical stimulation for dogs of all ages! Ensuring that your pet is playing with you or other animals regularly will slow down the aging process. Pets that are kept in social isolation deteriorate rapidly, so remember to schedule frequent social activities for your pet on a daily basis.

Lastly, a well balanced diet is important for senior pets to accomodate for changes in their body such as muscle wasting and sensitive stomachs. Caloric needs, and protein requirements also change as pets age. Consult with your veterinarian or local animal rescuer for recommendations on diet.

In summary, senior dogs can definitely be taught new tricks, and they’ll give you endless love if you take care of them! Puppies are wonderful pets, as are adult dogs, but a senior dog has a different appreciation for their humans. Senior pets have some of the lowest adoption rates due to stigma and misunderstanding and some owners often get rid of their aging animals. Whether you raised them from a puppy, and they’re now in their golden years, or you adopted them at that senior age, older pets never disappoint!


Las Mascotas Mayores: Por qué Los Valoramos y Lo Que Necesita Saber

Está dispuesto a considerar adoptar una mascota mayor? O si ya tiene una mascota mayor, aprecia su valor? Aunque tener una mascota de edad quizás requiera un poco más de atención en algunas maneras, mascotas mayores permiten que disfrutes de un estilo de vida mucho más relajado, ellos te amarán para siempre, y hasta se les puede enseñar nuevos trucos. Algunas cosas que uno tiene que cuidar si tiene o obtiene una mascota mayor incluyen:

Las mascotas mayores en general son más tranquilas que una mascota más joven, especialmente más que un cachorro. Los cachorros implican mucho trabajo y pueden requerir atención constante, limpieza, estimulación, y cuidado en general. Las mascotas mayores son maduras, y típicamente tienen más confianza. Una mascota mayor estará allí siempre que la necesites, pero no son demasiado pegajosas. Agradecen hasta pequeños gestos que expresan el amor que les tienes.

Con frecuencia se supone, según el dicho, que a un perro viejo no se le puede enseñar trucos nuevos. Sin embargo, perros inclusivo perros mayores son muy adaptables. Aunque su personalidad ha sido establecida desde hace mucho tiempo, todavía pueden aprender nuevos comportamientos y responder de nuevas maneras. Por ejemplo, las familias que ya tienen una mascota mayor y después deciden adoptar a un perro joven, ven con frecuencia cambios positivos en su animal mayor. Tome por ejemplo el caso de Charlie. Él es un perro mayor que perdía un poquito de fuerzas y energías y también se estaba cansando. Cuando su dueño adoptó a un perro joven con el nombre Henry, Charlie se animó inmediatamente. Ahora, Charlie está imitando mucho a Henry y incluso se siente más motivado para dar sus paseos diarios por el vecindario. Así que vemos que las mascotas mayores no solo son abiertas a los cambios, pero también disfrutan de conocer nuevos animales y tener nuevas experiencias.

Hay algunas cosas que nosotros como dueños de mascotas responsables deberíamos vigilar en nuestras mascotas mayores. Los animales frecuentemente no expresan su dolor en las mismas maneras que los humanos, y es posible que no siempre sepa que su mascota mayor está enferma. Por lo tanto, tenemos que poner atención más cercana a nuestras mascotas, especialmente las mascotas mayores que pueden tener más problemas de salud. Los dueños de mascotas a menudo hacen el error de esperar al último momento para buscar cuidado veterinario para sus mascotas, lo cual muchas veces cuesta más a largo plazo. Si ve cambios en su mascota envejecida, asegúrese que buscar atención veterinaria lo más pronto posible. Algunas enfermedades pueden incluir artritis, la ceguera o sordera, enfermedad de los riñones, o diabetes. Es importante mantener vigilancia sobre cambios emocionales o de comportamiento en su perro mientras envejece: ciertos perros, como los humanos, pueden desarrollar síntomas parecidos a la demencia que pueden incluir confusión y comportamiento extraño. Afortunadamente, problemas como estos pueden ser mantenidos cuando se descubren rápidamente. Los profesionales sugieren que los perros mayores deberían ir al veterinario no menos de dos veces al año. Chequeos rutinarios son aún más importantes mientras los perros envejecen. Cuando visiten al veterinario, es importante recibir exámenes de sangre para asegurarse que su mascota este en buen salud y descubrir cualquier cosa antes que se convierta en un problema. Aparte del cuidado veterinario, el cariño, entendimiento, paciencia, y el apoyo para sus mascotas mayores siempre son necesarias.

El cuidado médico de los humanos puede ser sumamente complicado, y el cuidado veterinario infortunadamente no es diferente. Por suerte, en ciertos países, compañías de seguro de mascotas ofrecen seguro para las mascotas con varios planes de pago y deducibles para sus necesidades y estilo de vida. Mientras su mascota envejece, investigar sobre el seguro de mascotas definitivamente es una buena idea, si lo puede añadir a su presupuesto. Adicionalmente, si no puede pagar por cuidado veterinario adecuado, contacte una organización del bienestar de animales reputable para recibir una referencia para veterinarios de bajo costo. Algunos rescatadores de animales quieren ayudarle para que no tenga que renunciar a su mascota, pero para poder hacer esto, usted tiene que ser proactivo en contactarlos para recomendaciones y ayuda con cuidad veterinario de bajo costo.

Otras sugerencias para ayudar a cuidar su mascota envejecida:

Las mascotas mayores usualmente tienen dificultad haciendo ejercicio con la misma facilidad o frecuencia a una mascota más joven, pero el ejercicio todavía es sumamente importante. Ellos disfrutan de la estimulación y la cantidad correcta les ayudas a mover sus articulaciones, y los mantiene saludables. Si su mascota mayor tiene limitaciones físicas, es útil encontrar formas de ejercicio más relajadas, como caminar, jugar al agarrar un juguete, ¡o solamente pasando tiempo afuera! Adicionalmente, ¡la interacción social es igual de importante a la estimulación física para los perros de todas edades! Asegurarse que su mascota esté jugando con usted o con otros animales regularmente puede retrasar el proceso de envejecimiento. Las mascotas que permanecen en islación social deteriorar rápidamente, osea que recuerde programar actividades sociales frequentes para su mascota diariamente.

Finalmente, una dieta bien balanceada es importante para las mascotas mayores para acomodar los cambios de sus cuerpos como emaciación muscular y estómagos sensitivos. Las necesidades calóricas y requerimientos de proteína también cambian mientras su mascota envejece. Consulte con su veterinario o rescatador de animales local para recomendaciones sobre la dieta.

En resumen, los perros mayores definitivamente pueden aprender nuevos trucos, ¡y les pueden dar amor infinito si usted cuida de ellos! Los cachorros son mascotas maravillosas, al igual que los perros adultos, pero un perro mayor tiene una agradecimiento diferente para sus dueños. Los perros mayores tienen unos de los niveles de adopción más bajos debido al estigma y mal entendimiento, y algunos dueños frecuentemente se deshacen de sus animales envejecidos. Si los ha criado desde que eran cachorro, y ahora están en su tercera edad, o los adoptó en edad mayor, ¡las mascotas mayores nunca decepcionan!